Recibir presupuestos gratis
Recibir presupuestos gratis

Abogados Nulidad Eclesiástica en Toledo

Los mejores abogados y despachos especialistas en Nulidad Eclesiástica de Toledo. Recibe presupuestos GRATIS de varios abogados de Toledo expertos en Nulidad Eclesiástica cerca de ti te ayudará a resolver tu caso sin moverte de Toledo.

Los mejores abogados especialistas en Nulidad Eclesiástica en Toledo

  • Abogado Arancha Gallardo Corrales

    Arancha Gallardo Corrales

    Arancha Gallardo Corrales es un abogado con formación y experiencia en Nulidad Eclesiástica, Sucesiones y Donaciones, Negligencias Médicas y Penal con despacho en Avenida Castilla la Mancha, 1, 45003 Toledo, Toledo, España.

    • SOLICITAR
  • Abogado Maria Mercedes Godoy

    Maria Mercedes Godoy

    Maria Mercedes Godoy es un abogado con formación y experiencia en Nulidad Eclesiástica, Alcoholemia, Sucesiones y Donaciones y Penal con despacho en Talavera de la Reina.

    • SOLICITAR
  • Abogado Bravo Castillero

    Bravo Castillero

    Bravo Castillero es un abogado con formación y experiencia en Nulidad Eclesiástica, Invalidez e Incapacidades laborales, Cláusulas Suelo y Inmobiliario con despacho en Travesía de Bachilleres, 2, Toledo, Toledo, España.

    • SOLICITAR
  • Abogado Abogados Tenorio

    Abogados Tenorio

    Abogados Tenorio es un abogado con formación y experiencia en Nulidad Eclesiástica, Dación en Pago, Violencia de Género y Maltrato y Familia con despacho en Plaza España, 10, 45500 Torrijos, Toledo, España.

    • SOLICITAR
  • Abogado Garzón Brunner Abogados

    Garzón Brunner Abogados

    Garzón Brunner Abogados es un abogado con formación y experiencia en Nulidad Eclesiástica, Violencia de Género y Maltrato, Convenio regulador y Criminalistas con despacho en Calle Covarrubias, no 1, 45003 Toledo, España.

    • SOLICITAR
  • Abogado  CARLOS DIAZ FERNANDEZ

    CARLOS DIAZ FERNANDEZ

    CARLOS DIAZ FERNANDEZ es un abogado con formación y experiencia en Nulidad Eclesiástica, Mercantil, Adopción, Paternidad y Filiación y Accidentes de Trabajo con despacho en Plaza Alameda, no 2, 45600 Talavera de la Reina, Toledo, España.

    • SOLICITAR
  • Abogado Francisco Javier Maldonado Mendiola

    Francisco Javier Maldonado Mendiola

    Francisco Javier Maldonado Mendiola es un abogado con formación y experiencia en Nulidad Eclesiástica, Divorcios, Pensión Alimenticia y Familia con despacho en Calle Trinidad, 11, 45470 Los Yébenes, Toledo, España.

    • SOLICITAR
  • Abogado RABINES ABOGADOS

    RABINES ABOGADOS

    RABINES ABOGADOS es un abogado con formación y experiencia en Nulidad Eclesiástica, Adopción, Paternidad y Filiación, Jubilaciones y Pensiones y Accidentes de Trabajo con despacho en Ronda Buenavista, 53, 45005 Toledo, Toledo, España.

    • SOLICITAR

Solicitudes gestionadas por abogados relacionadas con tu caso

  • Solicitud en Toledo

    Estimados Sres.: Les escribo porque estoy pidiendo presupuestos para una Nulidad Eclesiástica. Les cuento brevemente mi historia para ver si existe alguna posibilidad de que me concedan la nulidad eclesiástica. Soy de origen chileno. El año 1981, siendo profesora de Filosofía, con 25 años inmigré a Madrid por estudios a realizar un curso de postgrado. En Madrid conocí al que es mi marido (Sr. X), que tenía 38 años. En Santiago yo había trabajado en un colegio, cuyo director junto con un socio capitalista y el Sr. X, crearon un colegio privado en el aljarafe sevillano. Cuando terminé mi curso de postgrado en Madrid, el director del colegio de Santiago de Chile vino a Madrid y me citó a una reunión para contratarme para el colegio de Sevilla. Aunque esos no eran mis planes, me fui a Sevilla a trabajar en el colegio. Allí surgió una relación sentimental con el que Sr. X, que se estaba divorciando de su esposa. Llevaba un tiempo en Sevilla y la visa me vencía. En ese tiempo no era problemas viajar a Portugal, entrar de nuevo en España y conseguir estar más tiempo de forma legal. El Sr. X se ofreció a acompañarme. En Portugal estuvimos en un hotel. Allí le dije al Sr. X que no quería continuar la relación con él. Se puso fatal, amenazó con tirarse por el balcón si lo dejaba. Quiso tener relaciones sexuales, yo no quería. Me sentí forzada por su insistencia. Le dije que sería utilizando el método de coitus interruptus, porque no quería quedar embarazada. Pues bien, él haciendo caso omiso me sujetó firme diciendo “quieto, coño”, no puede quitarme antes de que acabara. Y me dejó embarazada en contra de mi voluntad. Yo estaba decidida a dejarlo al darme cuenta de cómo era. Mis planes eran irme a Alemania, aprender bien alemán y estudiar el doctorado en Filosofía allí. Mis padres me enviaban dinero mensual para mantenerme mientras estudiara. Debido al embarazo, fui presionada por mi familia (mi padre) y por mi suegra a casarme, primero por el Civil y luego por la Iglesia, en cuanto él obtuvo la nulidad eclesiástica. Yo nunca quise casarme con el Sr. X. Mis padres dejaron de enviarme dinero. La primera esposa se había quejado de que el Sr. X la maltrataba física y psíquicamente. El maltrato había sido tal que la llevó a perder varios hijos por aborto y en una de las palizas le partió la muñeca. Ella nunca lo denunció. En ese tiempo las mujeres no estaban tan concienciadas para denunciar los malos tratos, ni existía el 016. El maltrato psicológico empezó conmigo muy pronto, antes de casarnos y se hizo crónico después. He llamado en muchas ocasiones al 016 para buscar orientación y consejo. No he querido denunciar a mi marido por mi hijo. Mi hijo es de la rama más extrema de la iglesia católica “Renovación Carismática”. Y me ha amenazado muchas veces de que si me divorcio o anulo, que me olvide de él. Mi hijo es la única familia que tengo en España. En el año 2002, haciendo imposible el señor X la convivencia con su ira desenfrenada, presión para que le prestara dinero, insultos, malgastar el dinero en cosas absurdas, le dije que se fuera de casa. Antes me había presionado para que le sacara a crédito un coche: un Audi. A él no le daban crédito, así es que tuve que comprarlo a mi nombre siempre y cuando él se hiciera cargo del pago de los recibos (yo no tengo carnet de conducir). Pues bien, se fue de casa al departamento de mi hijo que estudiaba Derecho en la Universidad de Sevilla (no quiso estudiar la carrera en Toledo, donde vivíamos). A los 15 días ya tenía pareja y de ahí varias parejas (sin convivencia), hasta que se vino a Madrid y se instaló a vivir con una señora, en el piso de ésta. Se compraron un piso a medias en la playa de Benicassim. Vivió unos años con esta señora. El señor X, se negó durante años a pasar el coche Audi a su nombre. Me llegaban a mí las multas de tráfico y las cartas con aviso de embargo. Vivo de alquiler y no tengo coche, o sea que lo único que podían embargarme era mi sueldo. Y así viví cerca de 4 años, hasta que conseguí pasar el coche a su nombre. Mientras tanto mi hijo, argumentando que estaba deprimido en Sevilla y no podía concentrase en los estudios porque estábamos separados (y él no aceptaba porque el matrimonio es para toda la vida) y su padre estaba en pecado mortal por estar viviendo con otra mujer, aprovechaba para chantajearme emocionalmente y forzarme a estar de nuevo con su padre. Volví con el señor X, diciéndole que lo haríamos para que nuestro hijo terminara su carrera (tardo 10 años en terminarla). Eso implicaba que íbamos a vivir juntos, pero en habitaciones separadas. En principio él acepto, pero luego quería otra cosa. Está obsesionado con el sexo. Ha padecido desde siempre impotencia y eyaculación precoz, alternándose. No se ha hecho nunca tratamiento. Antes de casarme no me reveló los problemas sexuales que padecía. Tampoco me contó que había tenido aventuras homosexuales (esto lo he sabido recién). Lo que me ha ido contando poco a poco son los episodios de rabia desmedida que ha tenido como por ejemplo cuando a los 15 años, le pegó una paliza a su padre, lo tiró al suelo y lo siguió pateando en el suelo. Y el odio que le guarda aún después de estar muerto (hace más de 30 años). Yo misma presencié como furioso sacó a gritos y a empujones a un señor mayor (Graduado social) de la oficina de Sevilla. Las palizas a su ex mujer, al principio yo no le di crédito, pero por lo visto ha sido verdad. Él me ha confesado a través de un whatsapp que tiene episodios de ira incontrolable. Le he aconsejado que vaya al médico. El año 2012, después de pedirme dinero prestado y firmar un documento de que me lo iba a pagar porque estaba cercana la fecha del reparto de dividendos (ha heredado una empresa familiar de pisos, garajes y locales comerciales en alquiler, que hace reparto de dividendos dos veces al año), se fue de casa amenazándome con pegarme y no pagarme ni un duro. Esto ocurrió en presencia del hijo de su primer matrimonio, su esposa y su hija de 7 años y mi hijo, que estaban pasando las fiestas navideñas ese año en nuestro piso (alquilado) de Toledo. En breve se echó otra amante y llevaba saliendo con esa señora desde el año 2012, es decir, 8 años, mientras que yo he estado totalmente sola, pero he ocupado mi tiempo en cosas más productivas, como el estudio. En verano de 2020, con motivo del nacimiento de mi primer nieto el 17 de febrero del año pasado, intenté por última vez, ya que él ha cumplido 77 años y yo 65, salvar el matrimonio. Ha sido totalmente imposible, llegó insultándome, ridiculizándome, molestándome, armando escándalos por lo más mínimo, me dijo que quería vengarse de mí por supuestos agravios acaecidos hace 10 años atrás (dormir en habitaciones separadas) y que no quería ningún compromiso conmigo. Quería que yo comprara un piso y él irse a vivir allí, pero sin compromisos. Él no pondría ni un euro y podría llevar a su familia las veces que quisiera (su hijo, esposa e hijos de la esposa). Ya me había pedido que le hiciera algunos trabajos, como revisarle sus escritos, darle ideas (sin pagarme) al igual como lo hizo durante 2 años cuando trabajé a tiempo completo en el colegio de Sevilla, sin darme de alta en la Seguridad Social. La que ha sido su pareja durante estos 8 años, escribió por whatsapp que las motivaciones para dejarla y volver conmigo eran de índole económicas. A ella le había jurado amor eterno y le hablaba muy mal de mí. Me inventaba amantes, amantes inexistentes (siempre ha padecido de celos enfermizos, infundados). Yo en todos estos años solo me he dedicado a trabajar y a estudiar. He terminado dos Grados en la UNED, aparte de mi carrera de Filosofía, y varios másteres. Quedo a la espera de su pronta respuesta. Y si ven realmente motivos para la nulidad eclesiástica, por favor, quiero que me envíen el presupuesto. De antemano gracias. Un cordial saludo, M.R.