Encontramos a tu abogado por ti
10 Pasos para diseñar una estrategia de Branding de éxito para abogados

10 Pasos para diseñar una estrategia de Branding de éxito para abogados

Guías de Marketing

Realizar una estrategia de Branding si eres abogado no es ninguna tarea inalcanzable. Lo único que requiere es constancia. Una vez empieces, si estás convencido y motivado, te irás dando cuenta por ti mismo que es un trabajo de fondo. Requiere estudiar a la competencia, tener claro que tendrás que publicar contenido diverso relacionado con el derecho (posts, videos, fotos, infografías, podcasts) y tener claro sobre qué hacerlo.

Sigue estos pasos y construye tu marca personal: lograrás mejorar tu perfil profesional con solidez y prestigio.

 

1. Identificar el nicho

Es una de las partes más obvias pero también más importantes. Si eres un abogado civil, es probable que pudieras realizar artículos relacionados con el derecho civil, como por ejemplo, realizar un post acerca de las nuevas hipotecas IRPH o hablar de los 5 pasos para realizar un divorcio rápido y económico.

Sin embargo, es probable que seas un especialista en Familia y pudieras hablar largo y tendido sobre gran cantidad de casos en los que te has visto y, del mismo modo, eres consciente de las dificultades con las que se puede encontrar un cliente como los que ya has tenido. Sabiéndolo, es probable que sepas advertir errores habituales que se cometen a menudo porque existe desconocimiento de los procedimientos legales, y un artículo que hable sobre ello ayude a personas que podrían convertirse en clientes potenciales.

Delimita tu nicho lo máximo que puedas. Especialízate y destaca sobre los demás abogados. Si ves que se habla mucho sobre ciertos temas pero nadie menciona algunos otros que tú conoces y sabrías explicar, no lo dudes, hazlo y publícalo. La especialidad profesional de tu contenido consigue aumentar del mismo modo tu autoridad online y, con ello, mejorar tu imagen y tu prestigio como profesional.


2. Define el cliente al que te diriges

Pregúntate quiénes son tus clientes ideales, tu público objetivo. Ellos son los únicos importantes en el diseño de tu branding digital. Ellos son los clientes y a ellos te tienes que dirigir. Es decir, no te dirijas a otros nichos que nada tengan que ver contigo ni con tu perfil profesional. Centra el objetivo y lánzate 100% sobre ese público porque ellos representan el éxito de tu empresa.

 

3. Piensa como tu cliente y comprende sus necesidades

Piensa como tus clientes potenciales, como tu público objetivo y escribe para ellos, publica para ellos y ten por seguro que obtendrás feedback enseguida.

Para conseguirlo, analiza las dudas habituales, las fuentes de referencia que utilizan tus clientes potenciales, sus preocupaciones y sus decisiones. Ponte en su lugar, ayuda a la comprensión de tu profesión y facilita el contacto con ellos. Normalmente, los principales problemas que sufren los abogados están relacionados con la distancia que les separa con sus clientes.

 

4. Identifica los servicios más solicitados y apreciados de tu especialidad

Forma parte del estudio que tienes que llevar a cabo sobre tu especialidad, tu audiencia objetiva y tu competencia. Si haces un rastreo de objetivos, servicios y maneras de solucionar problemas legales que hay en internet, enseguida te darás cuenta cuáles son las más solicitadas en la red, así como las diferentes maneras que hay para solucionar dichos problemas.

Busca tu hueco y rediseña tus servicios. En el mundo legal existen multitud de iniciativas online que consiguen aumentar notablemente el contacto con clientes potenciales. Ponte al día y trata de implementar todo aquello que puedas para tu perfil profesional. Desde participar en portales donde anunciar tu perfil, acceder a solicitudes de presupuesto, contestar preguntas frecuentes o realizar artículos para revistas y páginas web de referencia.

Ser activo en todo tipo de portales y páginas web al margen de la tuya propia, te ayudará a estar en contacto directo con clientes potenciales y acceder a ellos.

 

5. Diversifica la publicación de tu contenido legal

Existen diferentes lugares en la red donde publicar contenido legal que puede ayudarte a realizar una estrategia de branding digital sólida. A continuación las más importantes:

  • Blogs y sitios web;
  • Publicaciones y revistas legales;
  • Asociaciones profesionales del derecho;
  • Conferencias.

 

6. Qué Canales y herramientas utilizar para el branding digital

Para poder dirigirte a tu audiencia objetiva a través de portales legales o páginas web, tienes que ser capaz de configurar las diferentes herramientas o canales a través de los cuales dirigirte a tu audiencia.

  • Página web propia (incluye tu currículum, experiencia, servicios y formas de contacto);
  • Blog (realiza un blog de apoyo con contenido que consideres de interés para tu público objetivo);
  • Mecanismos de conversión (artículos descargables, listas de verificación y  ofertas para una consulta gratuita);
  • Consultas online o por teléfono;
  • Cuentas y perfiles en redes sociales (LinkedIn, Facebook, Twitter, Instagram);
  • Portales de automatización de marketing online (servicios de generación de leads, envío de solicitudes de presupuesto, gestión de contactos, etc.).

 

7. Publica contenido informativo y de interés

Una vez sepas a quién dirigirte, dónde dirigirte y cómo dirigirte a tu audiencia objetiva que puede convertirse en clientes potenciales, escribe o grábate explicando un contenido que informe o pueda considerarse de interés general.

En la medida que sepas explicar una situación común y transmitir soluciones, despejar dudas y solucionar problemas, conseguirás, no sólo mejorar tu imagen profesional, sino que ganarás prestigio y autoridad online.

Las formas de realizar contenido de calidad para clientes que buscan información legal de interés son:

  • Publicaciones en Blogs;
  • Artículos (Posts o entradas);
  • Videos;
  • Podcasts;
  • Guías;
  • Seminarios;
  • White Papers (libros blancos);
  • Libros (libros electrónicos o ebooks);
  • Estudios de investigación;
  • Discursos.

 

8. Haz seguimiento de las actividades que realizas

Hacer el seguimiento de las actividades que realizas es fundamental para aprender qué es lo que más y mejor sirve en tu estrategia de branding para abogados.

Por ejemplo, haz un seguimiento profundo de aquellas publicaciones que tienen más éxito y trata de potenciarlas, además de seguir esa línea en futuras publicaciones. Es una fuente de información muy importante.

Por supuesto, todo aquello que no suponga ninguna actividad, te ayudará a descartar ideas y ahorrarte tiempo.

Tu objetivo siempre tiene que ser realizar una estrategia de marketing capaz de convertir clientes, generar referencias y mejorar tu imagen profesional.

 

9. Publica con regularidad

Es quizá la parte más costosa de la estrategia de branding digital. Publicar no es publicar una vez y ya. Publicar significa publicar regularmente. Una vez te lances, ten claro que tienes que tener ideas para publicaciones futuras y mantener un calendario que se extienda en el tiempo.

Piensa que una estrategia digital que obtenga resultados reales se construye a lo largo de todo un año. No antes de los 6 meses, empezarás a notar que tu contenido poco a poco empieza a lograr audiencia y relevancia. En la medida en que seas capaz de mantener un número de publicaciones en tu página o en otros portales, lograrás el objetivo de tu estrategia de branding.

No desfallezcas, en cuanto se pone en contacto un cliente contigo después de hacer una estrategia de branding durante meses, no dejarás de recibir contactos y solicitudes. Atrévete y conquista el mercado online del derecho. Triunfar en internet con contenido de calidad es posible y, además, es el momento.


10. Actualízate.

No es ninguna tontería. Si llevas meses publicando y empiezas a recibir clientes porque tu estrategia de branding empieza a dar sus frutos, mantente actualizado tanto de las prioridades de tus clientes como con las necesidades.

Para ello, reevalúa cada cierto tiempo los métodos y los canales que estás utilizando para publicar tu contenido y tu perfil profesional. La clave es ajustar todo aquello que genere mucho esfuerzo y pocos resultados y construir sobre aquello que funciona y genera feedback positivo.

 






En esta web utilizamos Cookies indispensables y de análisis para asegurarte el mejor servicio. Al navegar por el sitio asumimos que estás de acuerdo.