Encontramos a tu abogado por ti
¿Qué es el Legaltech? Ventajas para abogados y profesionales legales

¿Qué es el Legaltech? Ventajas para abogados y profesionales legales

Guías de Marketing

Se acabaron los abogados tal y como los entendemos y haciendo lo que siempre hemos creído que hacen. Sí, se acabaron los juristas, pero también se acabaron los clientes como los conocíamos.  La tecnologización del sector jurídico está transformando por completo las relaciones entre los profesionales legales y los clientes en la actualidad.


La revolución digital de las profesiones jurídicas está reemplazando con tecnología tareas que antes consumían mucho tiempo, consiguiendo que los abogados tomen mejores decisiones, optimicen las formas de interactuar con el cliente y ofrezcan un servicio más especializado. Esas herramientas ya existen, ya se ofrecen y muchos abogados ya disfrutan de ellas. ¿Por qué? Porque los clientes y los profesionales jurídicos están también ya utilizando otros canales para hacer de otra manera lo que antes hacían.

Todo esto ya está pasando en el mundo y, en España, aunque de forma incipiente, también. No contar con ello o no atender esta oportunidad es condenarse al ostracismo.

 

Qué es el LEGALTECH

La tecnología legal, también conocida como Legaltech, LegalIT o Law tech, es la suma de las soluciones tecnológicas que mejoran la competitividad, la productividad, la comunicación con el cliente y con los profesionales y los servicios.

Hoy en día ya se están utilizando herramientas digitales basadas en inteligencia artificial, que ofrecen asesoramiento legal analizado y sistematizado, utilizando para ello grandes cantidades de datos para mejorar la gestión y la productividad de despachos de abogados y asesorías jurídicas.

La tecnología legal o Legaltech está transformando los procesos y las prácticas del sector jurídico. Tecnologías como el Machine learning (aprendizaje automático), la IA (inteligencia artificial), el Blockchain o los Smart contracts, ya forman parte de las herramientas que muchos despachos y asesorías legales utilizan en el mundo.

Los avances son innumerables. Tareas como la redacción de documentos legales, búsqueda de información jurídica, servicios de contacto online, etc., beneficiarán y optimizarán el trabajo de los profesionales y, gracias a ello, también el trato y las soluciones que ofrezcan a sus clientes.

 

 

Ventajas de la LEGALTECH para los abogados

La Legaltech supone una revolución de los servicios para abogados y clientes que buscan profesionales jurídicos. Los avances tecnológicos suponen un avance en muchos aspectos que benefician directamente el trabajo de un abogado. Entre las numerosas herramientas y soluciones que se ofrecen con la Legaltech, destacamos las siguientes:

  • Automatización de tareas sencillas, repetitivas y rutinarias. Consiguen un ahorro de tiempo para el profesional muy valioso porque automatiza y sistematiza tareas que antes suponían mucho tiempo.
  • Gestión de clientes, temas y minutación. Permiten un control exhaustivo de horas, clientes y casos en bases de datos consultables y modificables.
  • Automatización de determinados servicios de asesoramiento y tramitaciones.
  • Conseguir clientes y conocer leads potenciales en marketplaces o directorios jurídicos, filtrando por geolocalización o especialidad (tucaso.es).
  • Externalizar el trabajo jurídico por despachos y departamentos.
  • Autogenerar contratos mediante herramientas de automatización documental.
  • Revisar bibliografía y casos documentados con herramientas búsqueda documental específica.
  • Analizar casos de forma predictiva y predecir soluciones de futuras estrategias con herramientas de casos de estudio sistematizados.
  • Consultar online conceptos de formación y aprendizaje jurídico.
  • Integrar la ciberseguridad y la protección de datos en tu despacho de abogados.

Es por todas estas ventajas y beneficios que se están implementando poco a poco en España, en Europa y en el mundo, que podemos afirmar sin titubeos que la Legaltech revolucionará la forma de trabajar de las profesiones jurídicas. Y, del mismo modo, probablemente expulse fuera del mercado a aquellos abogados que no se actualicen.

Pronto, muchos servicios como el asesoramiento telefónico o las visitas a los clientes se reemplazarán por sistemas avanzados de Bigdata, procesos estandarizados y automatizados y herramientas de autoayuda online. Todas las tareas repetitivas, rutinarias y de gestión documental, se podrán automatizar y consultar online, como la gestión de clientes, la revisión de bibliografía legal, la facturación o la contabilidad. 

El desarrollo es exponencial. La informatización parasitará rápidamente los procesos jurídicos, automatizando tareas y organizando el trabajo en etapas evolutivas. Ahora el profesional podrá dedicarse exclusivamente a las tareas no automatizables, es decir, las puramente humanas, como la creatividad, la comunicación o la atención. Podrá diseñar estrategias, preparar comparecencias, realizar entrevistas o investigar en profundidad.

 

La Legaltech transforma el cliente que tiene un Abogado

El contacto con el cliente también se transforma. La tendencia es el contacto online, como son los directorios de abogados (Tucaso.es), la automatización de la redacción de documentos, la realización de due diligences y la búsqueda e-discovery. Como puedes comprobar, todos estos progresos tienen un techo difícil de predecir. Las herramientas digitales poseen un potencial enorme que el sector legal no se puede perder.

¿Quién no querría delegar el trabajo más pesado y costoso a una máquina para que ella se haga cargo y, además, ordene toda la información, realice predicciones y me ayude a ser más productivo?

Un abogado preparado para el futuro inmediato es aquel capaz de aprovechar las herramientas digitales que le ofrece la Legaltech para optimizar su trabajo y aplicar su conocimiento, su experiencia y su talento en encontrar la mejor solución para sus clientes.

Los profesionales que no se planteen la revolución digital como una amenaza habrán conseguido superar el primer obstáculo: el inmovilismo histórico de un sector que encaja con dificultades los cambios estructurales relacionados con su trabajo a diario.

El mejor ejemplo es el fax. Una tecnología que, de entrada, los profesionales jurídicos rechazaron enérgicamente. Se cuestionó desde el principio la validez jurídica de un sistema que pronto se extendió masivamente. La aceptación, aunque tardía, consiguió que el fax se erigiera como uno de los sistemas fundamentales con los que trabaja un abogado a diario. Su valor, hoy en día, es incuestionable.

 

La tecnología Legaltech transforma el espacio y el trabajo de un abogado

La Legaltech, por lo tanto, se debe entender como una forma de facilitar el trabajo de un abogado. No sustituye al jurista, sino que le ayuda a tomar mejores decisiones, estar más informado, más preparado y más conectado.

Del mismo modo que afecta al modo de trabajar, la Legaltech también modifica el espacio de trabajo. La digitalización transformará la composición del trabajo y las rutinas, así como los procesos y la organización del tiempo y de los servicios.

Por todas las ventajas anteriormente descritas, los abogados que tengan a mano recursos tecnológicos, metodologías y documentación optimizada, obtendrán un valor añadido diferencial sobre su competencia que se nos antoja clave para tener éxito en los próximos años.

 

Conclusión: Súmate a la Legaltech ya

Hoy en día, la mayor parte de los profesionales de despachos de abogados, asesorías jurídicas y empresas de todo el mundo opina que el aumento del uso de la tecnología está transformando ya los niveles de especialización de las profesiones jurídicas. Lo saben pero, sin embargo, no más de un tercio de ellos cree que está debidamente preparada para afrontar los cambios que vienen.

¿Qué pasa con los otros dos tercios? ¿Por qué tienen claro que es importante pero no han puesto ningún esfuerzo en ponerse al día? El futuro de los profesionales europeos y norteamericanos pasa por su inmediata adaptación a la nueva economía digital aunque les parezca difícil de asumir.

Ya tardas, como quien dice. ¿Por qué darle la espalda a multitud de beneficios? Es rentable y te sale a cuenta, por no hablar del trabajo que quita. Deberíamos recibir la Legaltech con los brazos abiertos.

Política de cookies