Encontramos a tu abogado por ti
7 Técnicas para combatir la Página en Blanco y una Solución Definitiva

7 Técnicas para combatir la Página en Blanco y una Solución Definitiva

Guías de Marketing

Vence el bloqueo de escribir con 7 + 1 técnicas que te ayudarán a enfrentarte a la página en blanco. Pon en práctica ya cualquiera de ellas y ponte a escribir sin miedo y con la confianza de un especialista en Marketing de Contenidos.

Uno de los problemas más habituales de un profesional que tiene una página web de su negocio es enfrentarse a la idea de escribir, cuando nunca antes lo ha hecho, o no las suficientes veces para sentirse seguro.

Enfrentarse a la página en blanco es uno de los primeros problemas que se tienen cuando no se está acostumbrado a escribir. El miedo al bloqueo, o también denominado “terror a la página en blanco”, es un problema para todos los que se enfrentan a esta tarea. Es habitual entre escritores y entre redactores de marketing y publicidad. Así que, tranquilo/a, es normal y, lo mejor, existen muchas formas de combatirlo.

Ese miedo paralizante que te impide ponerte a escribir viene, principalmente, de la gran responsabilidad que sientes cuando te imaginas publicándolo en tu propia página web. Te asaltan preguntas del tipo: ¿Soy capaz de escribir? ¿Estoy a la altura de la tarea? ¿Voy a hacer el ridículo?

Para solucionarlo, hemos preparado, en primer lugar, las razones que justifican la importancia de crear un blog para tu negocio y, en segundo lugar, un montón de ideas para combatir la página en blanco. ¡Espero que te ayuden!

 

 

Por qué es importante crear un BLOG en la web de tu negocio

Las razones para crear un blog en la página web de tu empresa son numerosas. Hoy en día, como habrás escuchado muchísimo ya, el contenido es fundamental para publicitar tu negocio en la red y, pese a que internet está copado de información, sigue siendo fundamental que tengas tu propio espacio donde hables sobre ti, sobre tu negocio, sobre las noticias relacionadas y generes contenido de calidad para que tu audiencia te lea y te conozca.

La finalidad que tiene un blog es cubrir varios frentes. A continuación describimos los motivos principales:

  • Lugar de interacción con tus clientes. Como ya he descrito anteriormente, un blog es el medio de mayor interacción con tus consumidores o posibles clientes que acaban en tu web después de buscar por internet. Además, como puedes interactuar, conocerás de primera mano lo que opinan gracias a los comentarios publicados en tus posts.
  • Publicar sobre aquello que dominas. Es un canal magnífico para demostrar a tus consumidores o clientes potenciales que dominas aquello que trabajas. Es el lugar ideal para hablar y explayarte a cerca de los temas y productos relacionados con tu área profesional, ayudando a que éstos confíen en ti y se puedan interesar por tus productos o servicios.
  • Responder dudas y consultas. Como dominas el tema, eres capaz de responder a todas las dudas que se generen y dar cobertura a todos los clientes a través de sus consultas. Sin duda, es una de las formas más útiles y productivas de generar leads de calidad.
  • Lugar de promoción de tu negocio. Un blog te permite captar la atención de usuarios que buscan a través de buscadores información útil que puedes contestarles tú. De esta forma acaban en tu página web interesados por tus productos o tus servicios sin que les hayas tenido que vender nada a cambio.
  • Costes bajos y gran eficiencia. Tener un blog puede ser muy rentable porque sólo requiere la contratación de un dominio y un servidor. Los costes son muy bajos y puedes convertirlo inmediatamente en rentable.

Podría seguir ampliando el listado con razones más que interesantes que justifican plenamente la creación de un blog para tu negocio. La idea es clara, si realizas contenido de calidad siempre será una buena idea porque te proporcionará beneficios a corto, medio y largo plazo.

 

TÉCNICAS para escribir dirigidas a Profesionales

Como tantos otros problemas a los que te has enfrentado, la tarea de escribir se vive como una prueba de evaluación de tus capacidades profesionales. Publicar en tu página web supone que te lean y es difícil enfrentarse a las críticas, por ejemplo, de tus propios compañeros o de aquellos que supuestamente son expertos.

La mejor recomendación, para empezar, es no abrumarse por ello. Sin duda, el desasosiego y el estrés no son buenos compañeros, ni para escribir ni para nada de lo que te propongas hacer, aunque creas que no tienes fluidez para hacerlo bien.

Sin embargo, como entiendo que darte una palmadita en la espalda y decirte “tranquilo, tú puedes” no es suficiente ni calma tu incertidumbre, lo mejor es que te dé un puñado de técnicas con las que te puedas pelear y demostrarte a ti mismo que sí puedes hacerlo.

 

1. Escribe y pinta en una hoja antes de escribir

Esta técnica consiste en coger una libreta o una hoja de papel -cuanto más grande, mejor- donde poder dibujar, escribir, poner palabras, frases sueltas, etc. La idea es plasmar todo aquello que se nos pasa por la cabeza a modo brainstorming.

Con ello, liberas presión. Visualizas lo que tienes en la cabeza y, lo importante en este caso, aún no estás escribiendo por lo que poco importa que no tenga sentido. Tenemos que escribir, tachar, combinar, descartar, incorporar cosas nuevas, modificarlas sobre la marcha, todo junto y todo a la vez y sin miedo. Recuerda, no estás escribiendo aún, sólo estás lanzando las ideas contra una pared, observando qué sucede y viendo qué te devuelve.

Gracias a este ejercicio puedes empezar a descubrir qué hay latente y empezar a tener claro sobre qué podrías escribir. Las ideas afloran y, con la tranquilidad de estar destrozando un papel con palabras y dibujos, se acaba viendo un sentido que, con suerte, puede servirte para coger el ordenador y ponerte a redactar.

 

2. Apunta 10 ideas

Esta técnica es más concreta que el punto número uno, pero también sirve para aproximarnos al tema que estamos buscando. Coge un documento y escribe 10 frases cortas, a modo de ideas sobre cualquier tema. Lo importante en este caso es sumar 10, sin que tengan por qué estar conectadas unas con otras, sean coherentes, estén bien planteadas o bien escritas. Son simplemente 10 ideas, que pueden sacarse de noticias, videos, libros o artículos. Cualquier cosas que te haya inspirado y de lo que puedas sentirte identificado.

Esta técnica sirve para descubrir un hilo del que tirar, poco a poco, hasta convertirse en una idea que puedas desarrollar brevemente. Si no es así, no lo borres. Guárdalo porque quizá otro día sí encuentres ese hilo y brote, de pronto, la idea a partir de la cual construir un pequeño borrador.

 

3. Apunta las ideas en un cuaderno

Esta técnica es un clásico de los escritores. La habrás visto en multitud de películas. El escritor o el investigador que apunta todo lo que se le ocurre o todo lo que ve. Sin duda, es una técnica que ayuda mucho a atrapar todas aquellas ideas y sugerencias que durante el día se podrían escapar y olvidarse.

Cualquier dispositivo es adecuado para ello. No tiene por qué ser un cuaderno. El teléfono es, quizá, el mejor lugar al que acudir porque solemos llevarlo siempre encima. Abre la app de notas y apunta, apunta y apunta sin parar. Después de apuntar algunas, te descubrirás siendo más curioso de lo que creías en un principio. La idea es mover tu cabeza y el cuaderno de notas es el registro de ese movimiento. Si te mueves, te das cuenta de que las ideas saltan de un lugar a otro. Si no te mueves, nada se mueve.

Pero tan importante es anotarlo todo como luego revisarlo. Recuerda hacerlo semanalmente. Revisa todas las notas, audios, mensajes, etc. Seguro que algo es digno para empezar algo.

 

4. Escribe sin dirigirte a nadie

Es habitual que, antes de escribir, tengamos muy presente todos los motivos que te impiden hacerlo. Por ejemplo, ser conscientes de que no somos profesionales de la escritura. No somos copywriters, publicistas ni escritores, no sabemos de posicionar, no somos SEO ni expertos en marketing, por lo que ¿cómo vamos a hacerlo bien?

Esta técnica trata de desembarazarse de esta idea porque te paraliza y te bloquea. Y una de las claves para escribir bien es ser natural. Así que coge algunas de las 10 frases cortas que anteriormente hayas anotado y, sin tener en cuenta lo que te diría un experto, escribe lo que te salga a ti. Haz tuyo el texto. Utiliza tus expresiones y tu vocabulario. No pienses en palabras clave ni en Google. Escribe en bruto. Como el que pinta un esbozo, sabiendo que luego ya lo retocará. Para eso siempre hay tiempo.

Si consigues un texto, esté como esté, habrás superado la página en blanco. Ya tienes una base a partir de la que trabajar, como el que se pone a dibujar los detalles y las sombras en un cuadro. Estarás en el punto en el que podrás ordenar el texto, corregir, quitar palabras, redefinir conceptos y adaptarlo.

 

5. Escribe a mano

Este ejercicio ayuda a salir de tu zona de confort. Como estamos acostumbrados a trabajar delante de un ordenador y escribir con teclados y, ahora, a través del móvil constantemente, perdemos el norte de lo que significa ponerse a escribir realmente. Si escribes a mano te ayudará a coger sensaciones. Estar delante del ordenador ante una página en blanco de Word puede abrumar. Prueba a hacerlo a mano. Siéntate en una mesa, con un asiento cómodo y con un bolígrafo. Si es necesario, convierte todo en un ritual que te genere placer. Busca un cuaderno que te guste, un bolígrafo especial y siente que lo que tratas de hacer va más allá de anotar ideas para combatir el estrés que te genera la página en blanco.

La idea de esta técnica es buscar motivos para reencontrarse con la escritura desde un lado más placentero y alejado del deber hacer. Busca inspiración y trata de relajarte haciéndolo.

 

6. Escribe en lugares públicos

Esta técnica, como la anterior, tiene como objetivo romper con el contexto que te genera estrés a la hora de enfrentar una página en blanco. Muchos estudios han demostrado que tener gente alrededor, como por ejemplo el bullicio que hay en una cafetería, ayuda sustancialmente a romper con el bloqueo de la escritura.

La idea es buscar un formato que sea diferente al de un ordenador con la página blanca de Word amenazante. No sé si es por la vergüenza o porque parece que los demás te empujen a hacerlo, pero escribir en lugares públicos es sin duda una forma de romper con la página en blanco.

 

7. Lee de todo, sobre todo literatura

Este es uno de los trucos que más ayudan a un escritor, creativo o publicista. Es, en mi opinión, uno de los más importantes. Es como llenar la olla de carne. Cuando lees estás en contacto directo con lo que después quieres hacer y, por lo tanto, sirve de ejemplo y de inspiración. Cuando lees llenas tu cabeza con ideas, con formas de explicar las cosas, con formas de introducir una frase, con palabras. Te ayudan como ejemplos. Luego, esas mismas fórmulas te pueden servir a ti para iniciar un texto o explicar aquello que considerabas lejano e improbable. Y la literatura, aunque te parezca extraño, es uno de los mejores lugares donde encontrar la inspiración y el empuje para generar ideas y sentirte capaz.

 

Por qué contratar un Especialista en Marketing de Contenidos

Si, después de todas las técnicas que he tratado de explicar para demostrarte que todos podemos escribir, sigues sin verlo, la mejor solución es que contrates a un especialista.

La contratación de un Copywriter, al margen de tus capacidades como redactor, es una decisión que puede favorecerte inmensamente. Un especialista en el marketing de contenidos utilizará las técnicas más apropiadas para promocionar tu negocio y hacerlo, además, de forma fluida, constante y profesional.

Google es cada vez más complejo y los algoritmos que utiliza se ajustan cada vez mejor a las necesidades de los usuarios. Por este motivo, crear el contenido apropiado para tu negocio es fundamental si quieres crecer y expandirte.

La disciplina que se encarga de generar todo esto es el Marketing de Contenidos y la persona que lo hace posible es el Copywriter. Se adapta a tu empresa, utiliza el contenido más relevante para tus usuarios y lo coloca en la red teniendo en cuenta los mil y un detalles que más le gustan a Google, como por ejemplo es la indexación, las palabras clave o la frecuencia de las publicaciones.

Por lo tanto, si necesitas gestionar un Blog para tu negocio, contrata a un experto en Marketing de Contenidos. Hay unas cuantas razones para hacerlo:

  • Sabe qué técnicas utilizar
  • Crea el mejor contenido para tu negocio
  • Sabe a quién dirigirlo
  • Te ahorra tiempo
  • Siempre tiene ideas sobre qué escribir

 

Veamos, una por una, las razones de por qué te puede interesar la contratación de un especialista en marketing de contenidos más en profundidad:

Sabe qué técnicas utilizar

La gestión de un Blog requiere dominar una serie de herramientas de escritura para poder garantizar unos resultados. Un Copywriter es una persona que escribe a diario y tiene experiencia vendiendo, por lo que domina la redacción y la ortografía a la perfección, además de saber aplicar elementos de redacción persuasiva, marketing y redacción publicitaria.

Es capaz, por lo tanto, de reunir los elementos indispensables para la conversión final, es decir, convertir el contenido generado en la compra de un producto.

Junto a todo ello, también domina herramientas de posicionamiento y SEO. Un especialista en Marketing de contenidos conoce cómo posicionar los contenidos de tu empresa en buscadores, permitiendo que tu negocio destaque entre los resultados utilizando, entre otros, el valor de las palabras clave o estudiando a la competencia. Gracias a ello, tu negocio conseguirá visibilidad y ganar resultados a medio y largo plazo.

 

Crea el mejor contenido para tu negocio

Un especialista en Marketing de Contenidos garantiza contenido de calidad para tu negocio. Consigues la confianza de delegar toda esta tarea sobre alguien que no cometerá errores, como pueden ser en la ortografía, la gramática o la semántica. Evitas, por lo tanto, todos esos problemas de un plumazo. Un profesional cuidará de todos los detalles y no dejará que se descuide ni una sola palabra.

El contenido de calidad genera confianza en el consumidor y da credibilidad a tu negocio. Además, el contenido tiene que ser relevante.

¿Por qué? Porque responde a dudas, ayuda a solucionar problemas de los consumidores y es un incentivo para seguir leyendo, pasar más tiempo en tu web y convertirlos en clientes potenciales. Conviertes tu página web en una solución para ellos porque entiendes sus problemas, algo que un usuario valora muy positivamente antes de decidirse a contratar.

 

Sabe a quién dirigirlo

Un especialista en Marketing de Contenido sabe a quién tiene que dirigir sus esfuerzos. Sabe que lo importante no es ganar visitas sin más: hay que saber fidelizar y convertir usuarios en clientes de calidad. Para conseguirlo, tiene que conseguir que sientan que te preocupas por ellos comprendiendo cuáles son sus necesidades.

Para conseguirlo, un Copy tiene que saber cómo presentar una solución para ellos, sea en forma de producto o a través de los servicios que tú ofreces. Enfoca el contenido para captar usuarios de calidad, es decir, capta para tu negocio al público objetivo.

 

Te ahorra tiempo

Un especialista en Marketing de Contenidos también te ahorra mucho tiempo. Imagina todo el tiempo que tendrías que dedicarle tú a conocer y dominar todas estas herramientas y técnicas. Por supuesto que podrías hacerlo tú, pero perderías mucho tiempo experimentando y probando estrategias y herramientas que nunca antes has utilizado.

Además, un Copywriter utilizará parte del tiempo comprendiendo, investigando y empapándose de todo lo que hay alrededor de tu empresa. Desde los puntos fuertes, los puntos flacos, la historia detrás y hasta la competencia, para tener una idea completa a partir de la cual diseñar la mejor estrategia para conseguir mas rentabilidad y más ventas.

Tú, como coordinador de la empresa, sólo tendrás que intervenir para aprobar las estrategias que te presente y centrarte en lo tuyo, dedicándole todo el tiempo a lo que de verdad sabes hacer. Como en todo, es siempre una gran idea delegar en un experto la gestión de aquello que no se domina al 100%.

 

Siempre tiene ideas sobre qué escribir

Un especialista en Marketing de Contenido es quien mejor combate la página en blanco. Si necesitas escribir en un blog porque sabes que tu negocio requiere de un blog, contratar a un especialista te permite saber que él siempre sabrá sobre qué escribir.

Tener a alguien que permite todo esto (además de lo anteriormente expuesto), no es un lujo. Es más bien una necesidad. Tendrás a alguien dedicado a generar el contenido que tu empresa necesita para aumentar la visibilidad en la red, ganar conversión y prestigio y, por lo tanto, ser más rentable.

Además, se hará cargo de la organización de las publicaciones. Por lo tanto, si necesitas entregar a clientes publicaciones o estudios, un especialista en Marketing Digital cumplirá con los plazos de entrega, tendrá al día tu blog y publicará con frecuencia en redes sociales.

 

 

 

En esta web utilizamos Cookies indispensables y de análisis para asegurarte el mejor servicio. Al navegar por el sitio asumimos que estás de acuerdo.