Encontramos a tu abogado por ti
Qué es un Abogado de Familia y cuánto cuesta

Qué es un Abogado de Familia y cuánto cuesta

CATEGORÍA: Familia
Si te encuentras con un problema familiar y no sabes cómo reaccionar, porque te sientes perdido en materia jurídica, lo más razonable es ponerse en contacto con un abogado de familia, es decir, especialista en derecho de familia. Te ofrecen asistencia jurídica y te protegerán a ti y a tu familia, en cualquier de los casos que requieran un profesional.

En la actualidad existen multitud de casos que necesitan con urgencia un abogado de familia: divorcios, nulidades, guarda y custodia de hijos, convenios o pensiones alimenticias. La complejidad de las diferentes formas de vida que se entrecruzan en la sociedad actual dan como resultado numerosas situaciones que requieren profesionales legales que las gestionen con éxito.

Un abogado de familia te ayudará en la gestión, información y representación en casos relacionados con la familia, resolviendo tus problemas con rapidez y minimizando el impacto que puede suponer para la familia.


¿Cómo te puede ayudar un Abogado de Familia?

¿Para qué problemas legales sirve un abogado de Familia? Un abogado de Familia puede ayudarte porque puede ser experto en los siguientes casos:


Un abogado de familia puede ser experto en diferentes especialidades. Conseguir un abogado de familia de confianza en tu ciudad puede ser clave para tu caso.

Ventajas de contratar un abogado de Familia

Un abogado especialista en Familia te puede ayudar a realizar multitud de trámites relacionados con los problemas citados en el punto anterior (redacción de custodias, resolución de matrimonios, cálculo de pensiones, separaciones o nulidades).

Contratar un abogado de familia tiene ventajas muy importantes: puede ayudar a ahorrar dinero y también mucho tiempo:

•    Ahorra tiempo

La primera ventaja importante que tiene contratar un abogado de familia es que puedes en contacto con varios abogados de familia y solicitar presupuestos sin tener que buscarlos en la red, preguntar a conocidos, pedir referencias, opiniones o moverte de despacho en despacho. En tucaso.es sólo tienes que explicarnos tu caso y elegir la categoría y la provincia en la que te encuentras. Varios abogados de familia expertos en tu caso se pondrán en contacto contigo rápidamente.

•    Ahorra dinero

Contratar un abogado de familia puede suponer también el ahorro de mucho dinero. Pero, ¿por qué te puede interesar a nivel económico contratar un abogado de familia? Porque no tienes que moverte de casa o del trabajo para encontrar el mejor abogado para tu caso, es decir, te ahorrarás los desplazamientos de despacho en despacho, visitar bufetes o tener que acudir a las primeras citas y explicar tu caso. En tucaso.es hacemos todas las gestiones online. El procedimiento es inmediato y automático. Nuestros sistemas están programados para que recibas presupuestos sólo de los mejores abogados y cerca de ti.
Rellena nuestros formularios para pedir presupuestos de los mejores abogados.


Contacta gratis con Abogados de Familia

Si estás buscando contratar abogados gratuitamente, tienes que tener presente que no existen muchas maneras de conseguirlo. En ocasiones se puede hacer, pero de forma indirecta. Nadie da duros por pesetas y el tiempo para los abogados es valioso y vale dinero. Pedir asesoramiento, en sí mismo, para un abogado normalmente vale dinero y poder conseguir la manera de avanzar en tu caso sin tener que pagar mucho dinero es difícil pero se puede.
A continuación te explicamos las fórmulas más habituales que hoy en día se utilizan para conseguir un abogado de familia gratis, para casos como la redacción de custodias, la resolución de matrimonios, el cálculo de pensiones, separaciones o nulidades sin que tenga que pagar por realizar esa gestión ni tener que reunir tiempo y paciencia.
Los más importantes son:

1. Primero, el más común en la actualidad y el más utilizado en la red porque es un modelo que incluye una ventaja respecto al más convencional: el profesional te cobra sólo si consigues aquello que demandabas. Podrás estar tranquilo porque no desembolsas ninguna cantidad de dinero si el procedimiento judicial no es favorable, sólo si ganas.
Para aquellos casos en los que se solicita un abogado de familia para resolver un matrimonio, escribir un convenio regulador, solicitar una nulidad o calcular una pensión alimenticia, se le asignan sólo aquellos abogados que puedan realizar con éxito los procedimientos judiciales pertinentes sin desembolsar dinero.
Si tienes que gestionar, negociar o solicitar asesoría sobre el convenio regulador, los tipos de pensiones o el tipo de gestiones que se tienen que realizar para solicitar una nulidad matrimonial, un abogado de familia experto en la materia podrá tramitar rápidamente su caso y de una forma ágil y sin coste alguno. Se le informará de los progresos y sólo cobrará cuando se logren los acuerdos fijados en su acuerdo.
Los bufetes de abogados o profesionales especialistas en familia estudian tu caso y te asesoran, defendiéndote para que consigas resolver tus problemas familiares, todo ello sin un coste por adelantado por tu parte. En estos casos, el bufete tramita tu caso y hace las gestiones de la forma más operativa y eficaz posible.

2. Otra forma de encontrar asesoramiento gratis que también se utiliza con normalidad es el de disponer de un abogado gratuito por derecho propio. Para ello, se tienen que cumplir con una serie de condicionantes:
Tienes que acudir, en primer lugar, al Servicio de Orientación Jurídica (SOJ). Allí te orientan, te asesoran y te explican si es necesario o no acudir a un tribunal para resolver el problema que tienes entre manos. Descubrirás cuándo hay otras vías para resolver el problema y cuándo existen cuestiones específicas que la justicia gratuita puede resolverte.

3. En tercer lugar, tienes la primera cita gratuita, algo que puedes aprovechar y que muchos profesionales especialistas en derecho de familia ofrecen.
Es una de las formas más utilizadas de siempre para que un abogado de familia capte un cliente potencial. Gracias a la primera cita gratuita permites que el cliente no tenga la obligación de contratarte, por lo que se consigue más confianza y mayor capacidad y flexibilidad para adaptarse o no al caso. La relación con un profesional que te permite realizar una cita gratuita es de mayor confianza. Los abogados lo saben bien y aprovechan esta primera cita para profundizar en el caso y para explicar todo el proceso, desde la estrategia a seguir hasta los honorarios y las formas de pago.
Es una opción muy recurrida porque el cliente no pierde dinero y el profesional está optimizando su tiempo focalizándolo en un cliente potencial.

4. Por último, existen los teléfonos que algunos bufetes facilitan online para resolver dudas o preguntas frecuentes.
Las consultas, en estos casos, son gratuitas y, por lo tanto, tienen un valor potencial para personas con dudas y sin conocimiento sobre qué pasos y qué documentación preparar antes de contratar un abogado.
Puede ser la mejor alternativa si buscas información relacionada con trámites, plazos o formas de conseguir, por ejemplo, un divorcio, una herencia, una donación, un contrato o realizar un testamento.  Las llamadas por teléfono resuelven muchas dudas directamente, ahorrándote tener que buscar en internet


Precio Abogados de Familia

Si tienes un problema de familia que tienes que resolver, el coste de contratar un abogado especialista en temas familiares es muy relativo, dependiendo de la opción que elijas o el caso en el que te encuentres. Puedes hacer las gestiones tú mismo y ahorrarte la contratación de un profesional, pero en muchos casos un abogado especialista en derecho de familia te ayudará a conseguir lo que necesitas en plazos más cortos y ahorrándote muchos quebraderos de cabeza. Todo por un precio que puede ser muy rentable para tu tranquilidad y para tu familia.

¿Cuánto cuesta un abogado especialista en derecho de familia?

Existen diferentes maneras de cobrar un servicio de familia. Los abogados, dependiendo de varios factores, pueden hacerlo de una forma u otra, veamos las más habituales que un abogado de familia hace para cobrar un servicio:
Los costes que tiene resolver cualquier problema de familia con el que te hayas encontrado puede ser muy diferente, dependiendo de si necesitas información sobre custodias, pensiones alimenticias, nulidades o separaciones de bienes.
Una forma es que durante la primera consulta un abogado de familia, a parte del tiempo dedicado a explicar el problema y escuchar el plan profesional que te puede ofrecer, dedique unos minutos al final de la conversación para explicar el precio del servicio, es decir, cómo y cuánto cuesta la contratación.
Esta negociación incluye los honorarios que va a cobrar el profesional y lo que puedes o estás dispuesto a pagar como cliente. Es una primera cita que muchos abogados ofrecen gratuitamente para poder conocer el alcance del caso, así como la capacidad económica que tiene su cliente. Ambas partes dejarán claro, antes de comenzar la relación profesional, el montante económico que supone la contratación y asesoría legal de un abogado de familia.
También puede ofrecerte, en lugar de una cantidad fija, una forma de pagar que esté sujeta a honorarios por porcentaje. En estos casos, se cobra el porcentaje de la cantidad conseguida.
Veamos la diferencia entre cobrar con precios fijos y cobrar con precios variables.

Abogados de Familia con precios fijos

Muchos profesionales del derecho de familia optan por establecer una cantidad fija a cobrar como honorarios, durante los cuales se hace cargo de todas las gestiones que se tienen que llevar a cabo para conseguir lo que el cliente necesita.
El precio, en este caso, está pactado con antelación. En caso contrario, el abogado de familia cobrará los servicios realizados en función de lo que se solicite y a medida que se van consiguiendo.

Abogados de Familia con precios por porcentaje

En caso de elegir un abogado de familia que cobre por porcentaje, significa que éste te cobrará en función de la cantidad de beneficios que se obtengan del caso. Como orientación, nos puede servir que habitualmente no exceden del tercio y oscilan entre el 8, el 9 y el 19% de la indemnización conseguida.
En caso de que el beneficio no sea económico, puedes encontrarte que el porcentaje sea diferente. En estos casos dependerá exclusivamente del acuerdo concreto al que llegues con tu abogado.

Primera Cita Gratuita

Los abogados de familia, en determinadas circunstancias, como puede pasar con otras especialidades, pueden o no cobrar la primera cita. Lo habitual es cobrar siempre. Esto significa que el abogado de familia, consiga o no la contratación de los servicios para un caso de derecho familiar, cobrará por el trabajo realizado. La primera cita, en casos de derecho familiar, como sucede con otras especialidades como Extranjería, sirve para situar, informar y asesorar profundamente acerca de las tramitaciones y del proceso en su conjunto. Esta información, valiosa porque signifca un conocimiento específico que el cliente necesita saber, se cobrará o no dependiendo de lo que decida hacer el cliente. Si el cliente decide contratar los servicios del abogado, la primera cita que ha realizado no se cobrará porque se incluye en los honorarios globales del proceso. Se suele hacer un pago al principio y otro al final, normalmente, en dos partes iguales. En caso de decidir no continuar adelante con el proceso, el abogado familiar, por lo tanto, cobrará esa primera cita.

Variabilidad de precios

Si contratas un abogado de familia tienes que conocer que el precio es muy variable. Depende del tipo de cuestión que plantee el cliente y también del abogado. Éste puede cobrar lo que quiera, es decir, todo se reduce a una negociación cliente-profesional.
Lo habitual y recomendable es pagar una parte al principio y otra cantidad al final, dependiendo de lo que se haya conseguido. El primer pago sirve de provisión de fondos, con los cuales se costean los gastos derivados de llevar el caso (desplazamientos) y el segundo para completar los honorarios. El motivo es que un abogado se hace cargo de estudiar tu caso, trabajarlo, preparar solicitudes, trámites y gestiones, presentarlas y subsanarlas en caso de desestimación.



En esta web utilizamos Cookies indispensables y de análisis para asegurarte el mejor servicio. Al navegar por el sitio asumimos que estás de acuerdo.