Encontramos a tu abogado por ti
Qué es un Abogado Civil y cuánto cuesta

Qué es un Abogado Civil y cuánto cuesta

CATEGORÍA: Civil
Un abogado civil te ayudará a gestionar los conflictos relacionados con el día a día, es decir, aquellos que surgen entre particulares, sean consideradas personas físicas o jurídicas), por lo que es probable que en algún momento de nuestra vida tengamos la necesidad de resolver un problema gracias al trabajo de un abogado experto en derecho civil.

El Derecho Civil es uno de los pilares de la legislación española porque define pormenorizadamente los derechos de las personas, proteger a consumidores y usuarios y defender derechos como la propiedad o el respeto de contratos.

El Código Civil es estamento jurídico donde se recogen las leyes nacionales que referencia la forma de juzgar multitud de casos, infracciones, pleitos y conflictos que suceden a diario.

Un abogado civil es un especialista en resolver este tipo de conflictos, siendo una figura clave para aquellas personas que requieren de asesoría legal y los servicios de una abogado civil.

¿Cómo te puede ayudar un abogado civil?

¿Para qué problemas legales sirve un abogado civil? Un abogado civil puede ayudarte porque puede ser experto en los siguientes casos:

1. Casos relacionados con el derecho de familia, abogados de familia:
  • Adopciones,
  • Custodia,
  • Matrimonios y parejas de hecho,
  • Divorcios,
  • Pensiones,
  • Separaciones de bienes,
  • Nulidades,
  • Violencia de género.
2. Casos relacionados con derecho inmobiliario, abogados inmobiliarios:
  • Alquileres y arrendamientos, Comunidades de propietarios y vecinos,
  • Propiedades,
  • Desahucios.
3. Casos relacionados con derecho hipotecario, abogados hipotecarios:
  • Hipotecas,
  • Impagos,
  • Desahucios.
4. Casos relacionados con contratos;

5. Casos relacionados con deudas o impagos;

6. Negligencias médicas;

7. Testamentos y herencias;

8. Sucesiones;

9. Donaciones.


Un abogado civil, como ves, puede ser experto en muchas especialidades. Conseguir un abogado civil de confianza y que trabaje en tu ciudad puede ser clave para conseguir éxito en tu caso.

Ventajas de contratar un abogado civil

Contratar un abogado civil puede ser muy ventajoso en multitud de casos, tal y como se observa en el punto anterior. Desde herencias, testamentos, contratos, hipotecas, asuntos matrimoniales, así como en casos de compraventa. En todos ellos, un abogado civil te facilitará las cosas. Te ayudará a tramitar solicitudes, preparar documentación, realizar reclamaciones o lidiar con otros profesionales.
Las ventajas más importantes de contratar un abogado civil para llevar tu caso son:

•    Ahorrarás más tiempo.

Ponte en contacto con abogados civiles solicitando presupuestos. Es la forma más rápida de encontrar un profesional que se interese por tu caso. Rellena nuestro formulario para ahorrar tiempo buscando el abogado más adecuado para llevar tu caso civil. Existen multitud de buenos abogados dispuestos a moverse para ponerse en contacto contigo. Son expertos en caso como el tuyo y lo harás cómodamente desde tu casa.

•    Ahorrarás dinero.

También puedes ahorrar mucho dinero. Moverse de casa buscando el abogado más adecuado puede suponer tener que hacer muchas visitas y perder mucho dinero en desplazamientos y gestión de tu tiempo. En tucaso.es hacemos todas las gestiones en un solo clic. Ponte en contacto con varios abogados y ellos se pondrán en contacto contigo a través del Email. Nuestros sistemas están diseñados para conseguir el mejor abogado para tu caso, dependiendo del tema que se trate y de la provincia donde vivas.
Rellena nuestro formulario. Es sencillo. Cuando hagas clic, sólo tendrás que esperar para valorar el mejor abogado para tramitar tu caso civil cerca de ti.

Contacta gratis con Abogados civiles

¿Cómo conseguir un Abogado civil Gratis en el territorio nacional? A continuación explicamos cómo conseguir un abogado civil gratis que te pueda ayudar a gestionar problemas relacionados con herencias, donaciones, sucesiones, testamentos, contratos o alquileres sin que tenga que pagar por realizar esa gestión ni tener que reunir tiempo y paciencia.
Existen varias maneras de conseguirlo. Veamos los más importantes:

1. La forma más común: el profesional te cobra sólo si consigues aquello que demandabas. De este modo, sí que pagas pero sólo si ganas. Si pierdes, el servicio prestado te saldrá gratis.
Para aquellos casos en los que se solicita un abogado civil para resolver un matrimonio, escribir un convenio regulador, gestionar una herencia, una sucesión o una donación, para asesorarme y obtener información sobre pensiones, compraventa de propiedades o reclamar indemnizaciones por impagos, por deudas o por negligencias, se le asignan sólo aquellos abogados que puedan realizar con éxito los procedimientos judiciales pertinentes sin desembolsar dinero.
Si tienes que gestionar, negociar o solicitar asesoría sobre herencias o sucesiones, donaciones, alquileres o compraventa, un abogado civil experto en la materia podrá tramitar rápidamente su caso y de una forma ágil y sin coste alguno. Se le informará de los progresos y sólo cobrará cuando se logren los acuerdos fijados en su acuerdo.
Estos sitios corresponden a bufetes de abogados que son profesionales jurídicos en el código civil. Estudian tu caso y te asesoran, representándote con el objetivo de conseguir que resuelvas tus problemas familiares, inmobiliarios o hipotecarios, todo ello sin un coste por adelantado por tu parte. En estos casos, es el bufete el que tramita tu caso y el que hace las gestiones de la forma más rápida, operativa y eficaz posible.

2. La siguiente forma para encontrar asesoramiento jurídico gratuito y la contratación de un profesional de derecho civil es la de disponer de un abogado gratuito por derecho propio.
En primer lugar, para conseguirlo debes ir al Servicio de Orientación Jurídica (SOJ), allí conseguirás que te orienten, asesoren y expliquen si es necesario o no acudir a un tribunal para resolver el problema que tienes entre manos. En muchos casos, sólo será cuestión de poner en marcha vías alternativas para resolver el problema y sólo será necesario un abogado para defender cuestiones concretas a través de la justicia gratuita.
Existen páginas web que ofrecen este tipo de servicios legales gratis. Podrás filtrar ciudad, especialidad, buscar por nombre, por bufete, mostrar opiniones, sugerencias, encontrar información de mucha ayuda, guías, recomendaciones, etc.
Proporcionan, además, la posibilidad de que resuelvas cualquier duda relacionada con derechos civiles con agilidad. No hay compromiso con los abogados y sólo contratarás a aquel abogado que tú quieras. Para hacerlo, tienes que solicitar presupuestos y varios profesionales se pondrán en contacto contigo vía Email para ofrecerte un presupuesto y una estrategia para llevar tu caso.



3. La tercera forma es a través de lo que muchos profesionales especialistas en derecho civil ofrecen: una primera cita gratuita.
Es una forma muy rentable de que un abogado civil capte a un cliente potencial. A través de esta primera cita podrá tener tiempo para convencerle si le interesa llevar el caso.

Esta primera cita gratis sirve para ganarse la confianza del cliente. Además, sirve también para saber la realidad y el alcance del tema que se va a tratar, por lo que es el lugar más adecuado para transmitir toda la información por ambas partes y descubrir si hay futuro juntos. Podrás, por ejemplo, saber el coste económico real de toda la representación legal, por lo que te servirá para descubrir la idoneidad de la contratación del abogado.
Es una opción muy recurrente para los profesionales y cada vez más existen abogados que lo utilizan como reclamo para captar clientes. Nadie pierde porque el cliente sabe que puede declinar su contratación sin que le haya costado nada.

4. Por último, existe también la opción de los teléfonos que algunos bufetes facilitan online para resolver dudas o preguntas frecuentes.
En estos casos, la consulta que puedes hacer es gratuita porque se hace por teléfono sin coste alguno.
Puede ser la forma más eficiente de resolver dudas sin tener que esperar una cita, un presupuesto o una contestación por Email. De este modo, la llamada es una de las formas más operativas de resolver problemas, ordenar la información y ayudar al cliente a definir lo qué hacer, por ejemplo, ante un divorcio, una herencia, una donación, un contrato o un testamento.

Precio Abogados Civiles

Si tienes un problema relacionado con derecho civil, el coste que tiene resolver el problema legalmente puede ser diferente, dependiendo del caso que tengas entre manos. Puedes hacer las gestiones tú mismo y ahorrarte la contratación de un profesional pero, en muchos casos, un abogado especialista en derecho civil es fundamental para ayudarte a  conseguir lo que necesitas en plazos más cortos y ahorrándote muchos quebraderos de cabeza.

¿Cuánto cuesta un abogado civil?

El precio de la contratación de un abogado civil es diferente dependiendo de las propuestas, dependiendo del profesional y de la disponibilidad que tenga. Un abogado civilista suele cobrar a partir de un precio que se acuerda previamente. Es habitual que los abogados civiles, por las características propias de los procesos civiles, acuerden precios mixtos: precios fijos para la primera cuota y de porcentaje para completar los honorarios (tanto por ciento respecto a lo que el cliente consiga). También es habitual en España que los abogados civilistas cobren un precio fijo, pactado con antelación, que suele corresponder con los honorarios del despacho.
Cuánto cuesta un abogado civil, como vemos, es una pregunta difícil de contestar. Depende de cada caso: te puede ayudar si necesitas información para regularizar tu situación, conseguir permisos de residencia, laborales o visados, solicitar la reagrupación familiar o saber qué tipo de arraigo es el que mejor se ajusta a tu caso concreto. Los precios son muy variables en función de la gestión que se solicite.
Normalmente, en la primera consulta con un abogado se dedican unos minutos al final de la conversación para saber el precio del servicio, es decir, cómo y cuánto cuesta la contratación. También se explica el problema y se escucha el plan profesional que se va a ofrecer.
Por ejemplo, se incluirá la conversación de los honorarios que se van a cobrar y cómo se van a cobrar. Ahí es cuando se negocia el alcance económico de la operación y si el cliente está en condiciones de hacerlo frente. Ambas partes dejarán claro que el montante económico que supone la contratación se realizará en las condiciones previamente pactadas, configurándose los primeros pasos para una relación con tu abogado.

Un abogado civil podrá ofrecerte dos opciones de cobro principales: honorarios sujetos a una cantidad fija u honorarios de porcentaje.

Abogados civiles con precios fijos

Como es difícil saber cuánto se puede cobrar por la contratación de un abogado civil, muchos profesionales optan por establecer una cantidad fija a cobrar como honorarios que incluye la realización de las gestiones y tramitaciones necesarias para llevar a cabo el caso.
Esta forma de actuar es lo que comúnmente se conoce como provisión de fondos. Tiene el objetivo de cubrir los gastos relacionados y llevar a cabo todo lo necesario sin restricciones, como desplazamientos, coste de tramitaciones, papeleo y honorarios.
El precio se pacta con antelación. Si no, el abogado civil lo que hace es cobrar sólo en función de los objetivos marcados.

Abogados civiles con precios por porcentaje


En caso de elegir un abogado civil que cobre por porcentaje, significa que éste te cobrará en función de la cantidad de beneficios que se obtengan del caso. Como orientación, nos puede servir que habitualmente no exceden del tercio y oscilan entre el 8, el 9 y el 19% de la indemnización conseguida. Es lo que se conoce como "cuota litis".
En caso de que el beneficio no sea económico, puedes encontrarte que el porcentaje sea diferente. En estos casos dependerá exclusivamente del acuerdo concreto al que llegues con tu abogado.
Normalmente, como en el caso anterior, los abogados civiles realizan el primer cobro haciendo una estimación de gastos en forma de provisión de fondos, con el objetivo de cubrir económicamente honorarios, gastos de gestión y gastos de desplazamiento.

Variabilidad de precios

Cuando contratas una abogado civil tienes que tener presente que no existe un precio fijo ni nada parecido. Cada abogado cobra lo que cree valen sus servicios, entre lo que se incluye, la experiencia, el prestigio o la disponibilidad.
Lo habitual es pagar una parte al principio. Esta parte supone un aval para el abogado que utilizará como previo pago de honorarios y para todo lo que necesite relacionado con el caso: desplazamientos, papeleo, etc. De este modo, podrá trabajar con la tranquilidad de poder estudiar bien todo, prepararlo a su gusto y gestionar todo para ayudar a que salga a favor del cliente.





En esta web utilizamos Cookies indispensables y de análisis para asegurarte el mejor servicio. Al navegar por el sitio asumimos que estás de acuerdo.